Monday, February 20, 2012

"The One" and "The Many"

Hasta hace algunos años, cuando imaginábamos el heroísmo, solíamos pensar en singular. La figura del Mesías o del Elegido remitía sin duda a un personaje único que tenía la misión de salvar al mundo (bueno, a la porción del mundo donde ocurría la historia). Incluso aunque hubiera un grupo de personajes "de soporte" del héroe (los apóstoles, los amigos, la amada...), la responsabilidad reposaba en un solo par de hombros. Esta visión del heroísmo solitario ya no nos funciona... Ni en las historias ni en la vida. No puedo abarcar todas la razones, pero voy a presentar un par: el mundo es más grande, diverso y complejo, así que sólo un héroe no puede salvarlo, un sólo héroe no lo represanta ni lo abarca... El mundo necesita ser salvado una y otra vez, no basta una sola gesta porque está cambiando constamente y con los cambios sobrevienen las crisis y los aprendizajes necesarios... El mundo está conformado por seres responsables, hemos crecido y nos gusta ser partícipes de nuestra propia liberación-salvación... El héroe solitario que no tiene vínculos con la comunidad que salva parece perseguir un objetivo individual...
Me gusta pensar la vida como si de una novela o un guion se tratara, así le voy encontrando sentido a las distintas experiencias que parecen desconectadas mientras las vivo. En esta novela que es mi vida, me he dado cuenta de que es tiempo de salir a encontrarme con otros para salvar el mundo. Yo soy una de las elegidas, una de muchas personas que estamos en la gesta día a día, que estamos aprendiendo y enseñando, que estamos aliándonos para salvar este mundo nuestro que nos duele, porque nos importa... Una puntada en un telar que todos tejemos!!!

3 comments:

Raúl Padrón Villafañe said...

Hola, en todo febrero no había entrado a blogger, pero lo hice hoy, y vi que tenias nuevas entradas y me alegró. Desde hace un par de años he estado pensando todo el efecto que tienen esas personas anónimas que hacen cosas buenas porque sí. Sabes el tipo de persona que lo acompaña a uno hasta un lugar seguro sólo por hacerlo, o que facilitan procesos complejos, o que hacen el esfuerzo de ubicar al dueño o dueña de un celular que se encontraron, o que simplemente le regalan a uno una sonrisa sin ninguna razón. Pueden parecer cosas tontas pero pienso que pueden significar mucho, para mí lo han hecho.

Anonymous said...

Totalmente de acuerdo con Raúl, profe, soy la una de tus alumnas coladas de la clase de DA&E del semestre pasado , y una distracción de tanta economía y coyuntura, es sin duda leer palabras exquisitas y bonitas como éstas que tú sabes tejer!, un muy fuerte abrazo!

Carlos Cortés said...

Carolina, quiero que leas un texto que tengo publicado en mi site: http://goo.gl/5kGVA Yo soy amigo de Leidy Osa, una exalumna tuya. Un abrazo grande!!!