Tuesday, October 28, 2008

PUNTADA PARA REVELAR EL MISTERIO

Bueno, últimamente mis puntadas han estado cifradas, he hablado de cambios, de decentramientos, del miedo a perder un sueño, de los otros miedos que me producen los cambios, los decentramientos, los sueños... ¿De qué se trata todo esto? Es sencillo y, como experiencia, rico y complejo: estoy embarazada. Por estos días ya ando en la semana 15, eso significa que mi bebé (aún no sé si es niño o niña) mide unos 10 cm y pesa 35 grm, ya le hicieron una ecografía que resultó tranquilizadora porque sus medidas y sus partecitas son normales. Así que estoy aprendiendo mucho acerca que cómo nos formamos y desarrollamos los seres humanos, es un proceso increíble. A partir de la semana 12, cuando ya se habla de feto y no de embrión porque todos los órganos se han desarrollado, el bebé comienza -básicamente- a inflarse... Ya me escucha, así que le hablo mucho; aunque todavía no lo siento moverse, ya está dejando de ser sólo una idea para convertirse en un ser real que hace parte de mi vida... Dado que Camilo y yo nos resistimos a llamarlo "Bebé", como lo llaman los médicos -sin artículo, sólo "Bebé", como el payaso de Aimalandia- , nos referimos a él como "Frijolito", quizás no sea lo más adecuado, pero la primera vez que lo vimos en la pantalla del ecógrafo, eso parecía, un fríjolito con corazón acelerado. Ese día comprobé una vez más la diferencia entre los hombres y las mujeres: a Camilo le emocionó profundamente verlo; a mí, escuchar su corazón. En fin, han sido tres meses largos en los que he entrado en un nuevo territorio; no he tenido molestias físicas ni cambios emocionales extraños... me he ido deslizando con suavidad y con una enorme alegría (suavidad y alegría que no riñen con los miedos y las incertidumbres). Bueno, esa era mi puntada reveladora de hoy. A todos, un abrazo enorme de esta tejedora inconstante.

5 comments:

Raulinno said...

Felicitaciones, tejedora. Lo cierto es que ya sospechaba algo desde algún tiempo, y luego con lo del cambio, descentramiento, miedo a perder un sueño y aprender a ser cuidadosa, estaba casi seguro de que no andaba tan equivocado en mis sospechas. De verdad me alegra mucho por ti, por camilo y por frijolito( espero que no le llamen así cuando haya crecido, no es el mejor apelativo cariñoso que uno se pueda imaginar).

Pacho said...

La maternidad es, por obvias razones, un estado de la vida más importante para las mujeres que para los hombres. No creo que haya que una mujer TENGA que ser mamá pero sí sé que las mujeres que son mamás tienen otro conocimiento. Son, casi siempre, más sabias. Bienvenida a la sabiduría maternal.

Ailin Martinez said...

Carolina... que hermoso debe ser sentir cómo se gesta Frijolito tendrá por fortuna una madre espectacular que le dará lecciones de vida todo el tiempo... un abrazo

adióspues said...

Felicidades por bebe.
Paso a dejar el dato curioso: Las universidades gringas y otras que han hecho adquisición de señales de ruta, ponen alonso, carolina y ya, a los otros autores lo blanquean. Mira http://www.worldcat.org/oclc/263314414&referer=brief_results

Juliana de Laurel said...

Carolina!!!
vi clases contigo y aunque seguro no te acuerde siquiera de mí, yo te tengo un gran aprecio. Que disfrutes ser mamá te deseo y que no dejes de escribir, que no dejes de enseñar.
Un abrazo y mil felicidades